De Guerra y de Amor – Capítulo XXXII


XXXII
Italia, pocos meses antes.

Eran ya demasiados los meses que había pasado lejos de mi casa. Extrañaba a mi Carmen y no podía perdonarme el no haber pasado a su lado el embarazo. Cuando los días se hacían interminables, pensaba en Pilar, y en el nuevo hijo que me esperaría en casa al regresar. Ya estaría por nacer y yo no sabría si era niña o niño ni su nombre hasta que regresara a España. Pero… ¿qué podía hacer?, necesitábamos el dinero y este era el trabajo que mi suegro y yo habíamos logrado conseguir.
A menudo me preguntaba cómo se sentía el padre de mi mujer. Si yo estaba ya agotado, no podía imaginarme qué pensaría él antes de dormir. Era un hombre reservado y con una resignación mucho mayor a la mía, pero así y todo ya estaba mayor y esto no debía ser fácil de soportar a su edad.
Mientras trabajábamos la mente se mantenía ocupada y todo parecía más sencillo pero en los descansos y a la hora de la cena no podía hacer otra cosa más que preguntarme cómo estaría mi familia y pensar qué estaría haciendo yo de estar a su lado.
Muchas veces, mientras cenábamos, notaba que sólo algunos mantenían viva conversación. Levantaba la cabeza, los observaba y descubría que eran los más jóvenes, aquellos a los que la mar había exhortado a aquel trabajo. Mientras ellos hablaban, bromeaban y reían; muchos otros, los más grandes, los padres de familia y algunos jóvenes cuyas novias o mujeres esperaban en su hogar, se mantenían en silencio.

* * *

Cuando los funcionarios italianos descendieron a controlar el cargamento a la bodega, en el cuarto de calderas había unos cuantos borrachos (como en otras salas del navío), y otros tanto hablando de la II República española. Y al revisar nuestro equipaje, solo unos pocos lograron escapar de la prisión, aquellos a los que sus madres o esposas habían obligado a llevar un rosario o la medallita de su santo. Quienes éramos republicanos de mente y alma no llevábamos nada de aquello, y así terminamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s