De Guerra y de Amor – Capítulo XXVI


XXVI

    Más o menos una semana después del nacimiento de mi pequeña hermana, la abuela seguía preocupada, yendo y viniendo de un lado a otro velando por las necesidades de mi madre.
    – Niña, ¿puedo preguntarte algo?- me dijo un día.
    – Lo que necesite, abuela.
    – ¿Tú ves bien a tu madre?
    – Claro que sí, ¿por qué dice eso, usted no?
    – Más o menos, está mejorando pero yo creo que debería verla un médico.
    – No sé, abuela, jamás he tenido a una mujer que recién hubiera dado a luz cerca mío. Es imposible para mí saber cómo debería estar.
    Seguimos conversando cierto rato y decidimos que de seguir así dentro de unos días llamaríamos al doctor Heredia.
    Al surgir aquella posibilidad esperé a que mi abuela no me viese y conté el dinero que quedaba en la latita de los gastos. Recordé cuánto nos había cobrado el doctor las últimas veces y, claramente, no nos quedaba otra opción más que recurrir a los ahorros.
    Entonces fue cuando recordé que mi padre y mi abuelo no habían enviado carta en mucho tiempo. Hacía ya unos nueves meses de su partida, y nunca pasaban tanto tiempo fuera de casa.
    Medité aquello por varios días, hasta que finalmente tomé una decisión: fui a mi cuarto, me hice la dormida y cuando madre y la abuela se quedaron dormidas me levanté y escribí una carta para aquel señor que mi padre dijo sabría contactarlo. Traté de ser directa y hablar claro. Expliqué nuestra situación: que mi madre acababa de dar a luz, que necesitábamos dinero y pocas cosas más.
    Esperé a que me dieran algún recado que hacer en el pueblo y, sin decir una palabra, envié la carta al tal Fernando Esquivel.
    Al regresar a casa encontré a Juan y a su madre que habían ido para darnos la enhorabuena. Lo primero que vi fue a Juan de pie en mi portal con un gran ramo de flores y el corazón me dio un vuelco… aunque no tardé en descubrir que eran para mi madre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s