De Guerra y de Amor – Capítulo XII


XII

Dos semanas y media habían pasado. Yo estaba más emocionada que nunca, ahora sí, cada día era una verdadera oportunidad de verlos cruzar el jardín. Pero mi abuela estaba sumida en una especie de melancolía y mi madre tenía las ojeras más grandes que yo hubiera visto jamás. Continuaban yendo al campo día tras día hasta que finalmente, mientras yo estaba haciendo mi cama una mañana, aparecieron los dos hombres en la puerta exterior. Mi plan de esconderme hasta que ellos entraran era inconcebible en aquel momento, no había forma de que yo no saliera corriendo, gritando y bailando a su encuentro. Al ver que estaba sola decidieron que era la ocasión perfecta para sorprender a mamá y a la abuela y, si bien en un primer momento los vi algo melancólicos e incluso deprimidos, rápidamente se alegraron al pensar en sus respectivas esposas. Supe aprovechar eso y no dejé de hablar de ellas ni un minuto del camino desde mi casa hasta el campo. Mientras les hablaba notaba como les brillaban los ojos y me sentí en medio de dos hermosas historias de amor como de los radioteatros que la abuela escuchaba al regresar a casa por las tardes. A medida que nos acercamos las figuras de mamá y de la abuela comenzaron a verse cada vez más claras en el horizonte. Cuanto mejor dibujadas se veían sus siluetas, más aceleraban el paso papá y el abuelo. Al descubrir que ninguna de las dos los notaba quise comenzar a gritar y correr, pero ambos me lo prohibieron y me pidieron que no hiciera nada que llamara su atención hasta que las hubieran abrazado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s