Los juguetes de mi casi- tía


Era un domingo por la tarde y mis papás estaban ayudando a mi tío con la mudanza. Según me habían explicado, el tío iba a casarse y tenía que llevar todas sus cosas más las de su novia a la casa que acababan de comprar. Todos llevaban cajas de un lado a otro, bajaban paquetes del auto y otro montón de cosas divertidísimas que a mí no me dejaban hacer porque decían que podía lastimarme.

Para que no me aburriera y empezara a correr por todos lados “rompiendo todo a mi paso” (como decía mamá) me habían llevado mi videojuego. Me senté frente al televisor nuevo de mi tío y mi casi- tía y comencé a jugar pero de repente el televisor se apagó (sin que yo hiciera nada malo) y todo se puso oscuro.

– ¡Mamáaaaaa!- grité tan fuerte como pude, y me quedé quietito en mi lugar porque me di cuenta de que sería peligroso caminar en la oscuridad ya que había un montón de cosas por aquí y por allá con las que podría golpearme. Comencé a asustarme, porque mamá no me oía y entonces descubrí que todos estaban sacando cosas del auto y yo era el único dentro de la casa. “No te preocupes, si papá y el tío están descargando cosas pesadas no tardarán en entrar”, me dije a mí mismo, mientras respiraba profundo. En ese momento escuché pasos que se acercaban a mí y grité nuevamente: -¡Mamáaaaa!

– No te preocupes, cariño, se cortó la luz pero yo estoy contigo- dijo la novia del tío.

– ¿Me das la manito?- dije, para comprobar que fuera ella y no un monstruo repugnante que tuviera la voz muy parecida. Entonces escuché pasos nuevamente y el tío me dijo riéndose:

– ¿Así que estás hablando con mi futura esposa, jovencito?

– Sipi, ¡y ya sé por qué vas a casarte con ella!

– ¿Sí?, ¿por qué?

– ¡Porque tiene las manos suavecitas!- Respondí, contento de que no tuviera las manos babosas como un monstruo, ni callosas como una bruja.

Rápidamente el tío fue a seguir trabajando y yo le pedí a mi casi- tía que se quedara conmigo, no porque tuviera miedo, sino porque iba a aburrirme muchísimo yo solito en aquella habitación oscura.

Comenzamos a charlar y la luz volvió al rato pero a mi videojuego se le rompió no sé qué y ya no funcionaba bien.

– En cuanto volvamos a casa trataré de repararlo- me dijo papá pero yo, que ya estaba bastante aburrido, no sabía qué hacer para pasar el tiempo hasta que hubieran terminado. Entonces se me ocurrió una idea genial y le pedí a mi casi- tía que se quedara conmigo charlando un rato más. Al principio me entretuve bastante, pero después de un rato ya estaba aburrido de nuevo.

– ¡Esperame un minuto acá!- dijo bastante emocionada- ¿Dónde está?, si hace un rato yo misma entré esa caja… – se decía a sí misma mientras buscaba algo misterioso revolviendo entre paquetes. – ¡Acá está!- dijo por fin, trayendo en sus manos una especie de juego de mesa desconocido.

– ¿Qué es eso?- pregunté.

– Es un “juego de memoria”, todas las fichas tienen un dibujo y cada dibujo se repite en dos fichas- me explicó- ahora las mezclamos todas y las ponemos boca abajo así… vamos a ir dando vuelta parejas de fichas, cada en su turno, y hay que tratar de acordarse en qué lugar está cada dibujito porque gana el que más veces da vuelta las dos fichas iguales en el mismo turno, ¿te das cuenta?

– ¡Ya lo conozco!, lo jugué en internet varias veces y es muy divertido…

Cuando me aburrí de jugar al “juego de memoria”, trajo el “juego de la oca”, y después el “ludo” y más tarde me enseñó a jugar a “la casita robada” con las cartas.

Esa noche, al volver a casa, lo primero que hizo papá fue tratar de arreglar mi videojuego pero yo le pedí que por favor dejara de perder tiempo con eso y jugara conmigo a alguno de esos juegos tan raros y divertidos que mi casi- tía me había regalado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s